Morir de golpe

Morir de golpe

Juan Pablo Rebora

11 Julio 2018

0
0
0
s2smodern

La muerte súbita es una falla cardíaca inesperada y abrupta. Constituye el 10% de las muertes asociadas a problemas del corazón. En la mayoría de los casos se producen durante el sueño y no presenta síntomas previos que permitan una alerta.


“En personas mayores de 45 años el principal causante de la muerte súbita es la enfermedad coronaria, que el paciente puede o no saber que la tiene. Otros factores que aumentan el riesgo dentro de la afección cardiaca son el tabaquismo, sedentarismo y el alto colesterol en sangre”, afirma Sara Berensztein jefa del Departamento de Cardiología del Hospital de Clínicas.

La persona puede empezar sentir un dolor agudo en el pecho, complicaciones para respirar o falta de aire y desmayos. Estos síntomas son los más comunes  y se manifiestan en un corto periodo, muchas veces en el lapso de una hora, “tiempo en el cual deberá recibir atención médica de urgencia”, explica la profesional.

La muerte súbita no solo se relaciona con bebes y recién nacidos sino también en personas jóvenes y deportistas, es el resultado de “un defecto cardiaco congénito o no detectado previamente, muchas veces se produce un coagulo que obstruye rápidamente todo el vaso coronario y como el paciente nunca tuvo antecedentes previos no se controla, se obstruye la circulación y se produce lo que conocemos como muerte súbita. Es decir una sola lesión coronaria puede desembocar en la muerte” sostiene la profesional.

“Es fundamental acudir al médico para realizarse los controles cardiológicos de rutina, en especial cuando el paciente cuenta con antecedentes familiares de muerte súbita o complicaciones cardiológicas” recomienda Sara Berensztein.

En algunos casos, suele producirse durante el sueño, por lo que la persona no detecta un malestar previo. “Las apneas del sueño, que se ven sobre todo en las personas que  padecen de obesidad o que tienen cuello corto, constituyen un riesgo y favorecen la muerte súbita. La prevalencia es mayor en los casos en los que la persona duerme boca arriba” agrega Berensztein.

Aquellas personas que tienen historial de afecciones cardiológicas como cardiopatías congénitas, problemas en la oxigenación en sangre o una miocardiopatía hipertrófica pueden ser tratados preventivamente, “existe medicación betabloqueante cuya función, entre otras, es la de prevenir la muerte súbita”, concluye la especialista.

0
0
0
s2smodern