Apelando al Género van por trapitos y limpiavidrios

Apelando al Género van por trapitos y limpiavidrios

Alejandra Lazo

30 Mayo 2018

0
0
0
s2smodern

El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta impulsará cambios en el Código Contravencional para crear nuevas figuras y agravar penas cuando las víctimas sean mujeres. En ese marco volverán a la carga para aprobar la prohibición de trapitos y limpiavidrios.


Tal como anticipó adnciudad.com el 2018 es el año de los Códigos en la Legislatura porteña. El oficialismo intentará avanzar con cambios en los principales Códigos que tiene la Ciudad y con la sanción del Código Electoral.

En ese sentido el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta anunciará este jueves el envío de un proyecto de ley de reforma del Código Contravencional porteño con acento en el derecho de las mujeres de vivir una vida libre de violencia. Propone crear nuevas figuras para combatir el ciberacoso, las pegatinas de oferta sexual. Además, se duplican las penas de acoso sexual cuando las víctimas sean mujeres y/o niños.

Son las mujeres quienes más sufren diferentes formas de acoso y violencia diariamente en las calles y en el transporte público. Según un estudio realizado por la CAF, el 89% de las mujeres del AMBA entrevistadas declaró haber sufrido dos o más situaciones de acoso en el transporte público en 2017.

“En todo el mundo, las ciudades están adaptando tanto su infraestructura como sus reglas de convivencia para garantizar la autonomía física de las mujeres y promover su desarrollo pleno en la sociedad”, explicó Guadalupe Tagliaferri, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad.

Así la ministra destacó que muchas de las políticas que ya implementa el Gobierno de la Ciudad –como instalar cámaras en colectivos, el sistema de arribo predictivo del transporte público o la iluminación 100% LED- mejoran especialmente la seguridad de las mujeres en la calle. Al mismo tiempo, recordó que recientemente la Ciudad lanzó un Sistema de Indicadores de Género que mide la autonomía física, económica y de la toma de decisiones de las mujeres.

“Con esta reforma queremos dar un paso más para que las mujeres tomen decisiones libremente, como elegir a qué hora y cómo moverse por la Ciudad sin miedo a ser agredidas en la calle o cuando viajan”, destacó Tagliaferri en diálogo con los principales medios porteños, entre ellos adnciudad.com.

Uno de los cambios importantes propuesto es el sistema de denuncias. Según cifras del Ministerio Público Fiscal en la Ciudad registran tres denuncias de acoso sexual por semana. Hoy son pocas las mujeres que hacen la denuncia porque tienen miedo a posibles represalias y también porque el trámite puede ser engorroso. Por eso se propone que la denuncia sea anónima, para mitigar muchos de estos obstáculos y facilitar la canalización de denuncias y el acceso a la justicia.

Hoy mujeres, niñas y los jóvenes están especialmente expuestos al ciberacoso. Por tal motivo se crean dos figuras para sancionar la difusión no autorizada de imágenes y la suplantación digital de la identidad. “Se establece un agravante cuando la víctima sea menor de edad o mayor de 70 años, cuando sea realizado ppor un jefe o promotor de eventos, o sea cometido por parejas o exparejas”, explicó el secretario General Fernando Straface.

“Estamos convencidos de que regular la convivencia con una perspectiva de género permite construir ciudades más integradas y pacíficas. Así reconocemos a la mujer como un agente activo y determinante en las transformaciones y el desarrollo”, señaló Tagliaferri.

Otra figura que se incorpora es Pegatinas, que busca sancionar aquellos afiches que promueven la oferta sexual, vinculadas muchas veces con la trata de personas. Contempla también la clausura del establecimiento cuando la beneficiaria sea una empresa y/o local. Asimismo, se establece un agravante para el Acoso sexual cuando las víctimas sean mujeres y/o niños, y en caso de que los agresores sean dos o más personas.

Ahora bien, como quien no quiere la cosa y bajo el paragüas de estas modificaciones promovidas por la agenda de género que sigue el Gobierno, la iniciativa crea una figura que prohíbe limpiar vidrios sin autorización, a la vez que agrava las penas cuando las contravenciones se realicen en perjuicio de mujeres, tanto en el caso de quienes ofrezcan el servicio de limpiar vidrios como de cuidar coches sin autorización, o cuando esos servicios sean ofrecidos por dos o más personas.

Strafece señaló ante la atenta mirada de los diputados Daniel Presti, Paola Michielotto, Sol Méndez y Ariel Álvarez Palma: “Se modifica el enfoque de la contravención existente en lo que respecta a trapitos eliminando el exige por el ofrece, así no se debe probar la exigencia de retribución algo que complicaba la sanción frente a las denuncias”.

Y añadió: “Como siempre en la Legislatura se dará el debate para que la ley salga con el mayor consenso posible”.

En el mismo sentido Presti señaló que si bien el oficialismo tiene los votos suficientes para avanzar con las modificaciones (se necesitan 31 votos y el bloque tiene 34 diputados) “la idea siempre es dar el debate”.

Tagliaferri, por su parte, sostuvo: “Para aquellas personas que hoy están realizando ambas actividades sin autorización, vamos a ofrecerles inscribirse para acceder a dos líneas de capacitación. Junto con la cámara de garajes y estacionamientos se ofrecerán cursos para insertarse en el mercado laboral formal; y a través del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat podrán acceder al programa de Apoyo de Iniciativas Socio Productivas que tiene por objetivo brindar cursos de capacitación laboral apoyando proyectos de emprendimientos a través de subsidios y créditos del Banco Ciudad”.

Ambos funcionarios insistieron con que “todas las modificaciones propuestas buscan garantizar la autonomía física de las mujeres en la Ciudad, para que puedan tomar decisiones libremente, como elegir a qué hora y cómo moverse sin miedo a ser agredidas en el espacio público”.

Lo cierto es que apelando a este discurso el Gobierno intentará modificar el Código Contravencional para, entre otras cosas, resolver dos temas que desde hace más de diez años están dentro de sus materias pendientes y que representan reclamos de sus votantes. Fuentes legislativas auguraron que, bajo este nuevo “concepto”, sumarán votos para la sanción del proyecto.

 

0
0
0
s2smodern