La Ciudad contraerá deuda con el BID

La Ciudad contraerá deuda con el BID

Alejandra Lazo

13 Julio 2017

0
0
0
s2smodern

La Legislatura autorizó al Poder Ejecutivo a contraer uno o más empréstitos públicos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por un monto máximo de hasta 100 millones de dólares o su equivalente en pesos, por un plazo de amortización mínimo de un año.


El destino de las operaciones de crédito público será la ejecución del programa Integración Urbana e Inclusión Social y Educativa de la Ciudad, para la provisión de infraestructura social y desarrollo comunitario del Barrio 31, así como la mejora en la equidad educativa.

“Este programa se desarrolla en el contexto de las medidas que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires propuso llevar a cabo para la mejora en las condiciones de vida en las villas y barrios más vulnerables, mediante la participación comunitaria para la generación de las condiciones de habitabilidad que permitan el desarrollo de una vida digna, plena y con igualdad de oportunidades para todos sus habitantes”, explican los fundamentos de la iniciativa, que tuvo despacho de la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria.

“Con el objeto de promover los procesos de urbanización e integración social y urbana del Barrio 31, se prevé la ejecución de obras de infraestructura y equipamientos sociales de calidad, con destino a la construcción del Nuevo Polo de Educación, que albergará la nueva sede del Ministerio de Educación y escuelas de distintos niveles educativos; el desarrollo y mejora de los espacios públicos y la intervención en viviendas y comercios; entre otras acciones comprendidas en el mencionado programa”, agrega el proyecto.

El financiamiento propuesto se enmarca en la contratación de uno o más empréstitos públicos con el BID, a través de la modalidad denominada Línea de Crédito Condicional para Proyectos de Inversión (CCLIP). Se trata de un instrumento estándar del BID, el cual presenta como ventaja la mayor eficacia y rapidez en el proceso de preparación y aprobación de los proyectos, y esencialmente la reducción de costos del financiamiento.

La norma fue sancionada con 32 votos positivos del PRO y sus aliados de CP y CC-ARI, 11 negativos del FPV, SP y monobloques de izquierda, y 13 abstenciones. El miembro informante fue el presidente de la Comisión de Presupuesto Alejandro García (PRO), quien explicó que la autorización al Ejecutivo para contraer empréstitos “se debe al proyecto que tiene este Gobierno de permitirle a todos sus habitantes tener igualdad de condiciones y, además, permitirá avanzar en otro de nuestros ejes: el de la integración”.

Además el legislador pidió que “dejemos de lado esta hipocresía política de acompañar con el sentimiento pero no con el voto; están dispuestos a sacarse fotos con los vecinos y no acompañar con políticas” y exigió que “los que votan en contra de la reurbanización que tengan la valentía de explicarles a los vecinos porque no acompañaron”.

Por su parte la legisladora del Bloque Peronista María Rosa Muiños recordó: “Nosotros hemos acompañado como bloque la toma deuda, pero queremos que se incorpore un artículo en la ley en donde se informe la evolución de la deuda y como van avanzando las obras”.

Por su parte el diputado del FIT Marcelo Ramal insistió: “Por más que esta ley sea a favor de la Villa 31 no voy a hacer ninguna excepción, ni la voy a votar a favor, porque no hay ningún artículo que indique cuales son las obras que se van a realizar” dado que “hay que ver los números y las cuentas claras, este proyecto no tiene que ver con el proceso de reurbanización de la Villa 31, tiene que ver con un endeudamiento perverso”.

Mientras que el presidente de Bien Común, Gustavo Vera, manifestó que “nadie puede votar en contra de una ley que busca reurbanizar una villa, pero no de esta forma” dado que “la Ciudad tiene los recursos necesarios para que se pueda reurbanizar la Villa 31 sin tener que pedir ninguna deuda, acá se están malgastando los fondos”.

El diputado de ECO Juan Francisco Nosiglia destacó: “Nosotros nos hemos manifestado a favor de la urbanización de la Villa 31 y hemos acompañado una autorización de toma de empréstitos el año pasado, pero en este caso venimos solicitando más información de la que conocemos para saber cuál es el presupuesto establecido para la reurbanización”.

“Queremos tener información detallada para saber en qué se va a invertir esta deuda. Nos dijeron que 30 millones de dólares se van a invertir en Innovación Tecnológica; y otros 54 millones dólares en el traslado del Ministerio de Educación al Elefante Blanco, y el resto será para la reurbanización de la villa”, añadió.

En tanto el diputado del FpV Carlos Tomada llamó la atención con respecto al objetivo que tiene esta ley. “Celebramos que el Gobierno se preocupe por construir escuelas en un barrio tan postergados; sin embargo, desde el 2008 viene subejecutando las partidas destinadas a educación. Es preocupante la insensibilidad con la que se enfrenta el deterioro de las escuelas públicas”, expresó.

 

 

0
0
0
s2smodern