Del Congreso a las PASO, decisiones

Del Congreso a las PASO, decisiones

28 Julio 2017

0
0
0
s2smodern

 

Por Jorge Garayalde

Auditor General de la Ciudad

El miércoles pasado el Congreso de la Nación tuvo una inmejorable oportunidad para darle a la sociedad en su conjunto un mensaje de responsabilidad institucional y de madurez democrática. Enfrentamos la posibilidad de separar de su cargo a un diputado que claramente reúne, como mínimo, una cantidad excesiva de denuncias por corrupción e inoperancia en la gestión.

La inhabilidad moral para ejercer un cargo público debe ser puesta en consideración por el colectivo político, no se puede mirar para otro lado, hay que dar un mensaje concreto en este sentido a la gente.

Horacio Rodríguez Larreta y Elisa Carrió decían en un programa periodístico a propósito de la votación: “Hoy con 15 diputados más se terminaba el Congreso como aguantadero”. Muy claro, ese es el poder de la política y la potestad del voto ciudadano. Por esto es que debemos vincular el proceso legislativo contra Julio de Vido y las próximas elecciones. Nos tiene que quedar claro que el voto es la herramienta para conseguir las cosas que soñamos, deseamos y añoramos. Es mucho más que la cara de los candidatos que van en una boleta.

No obstante es cierto que el sólo hecho de poder tratar un tema semejante en el ámbito de la Legislatura Nacional nos mejora como sociedad y renueva la imagen pública de la dirigencia. Se debatió, se escuchó y se puso sobre la mesa; fue muy importante para la convivencia democrática que se haya dado esta discusión. Quizás de manera lenta, pero hoy, muchos de los que creían gozar de impunidad de por vida, están teniendo que dar explicaciones a la sociedad y a la justicia.

Y esto acontece porque pudimos conformar Cambiemos en todo el país, y tener como ejes la transparencia y la independencia de poderes.

Es por esto, que creemos con todo convencimiento que estas elecciones que se avecinan no constituyen una mera compulsa de medio término donde nos podemos dar el lujo de probar, o encontrar matices, o de realizar un análisis fino del mapa político.

Estas elecciones, y vaya como ejemplo el tema De Vido que terminamos de presenciar, son la posibilidad de consolidar el rumbo del CAMBIO.

O avanzamos o volvemos atrás, con todo lo que volver al pasado significaría para la Argentina hoy. Un camino que nos costó demasiado y que está en vías de confirmación. Respetar las disidencias, no vernos como enemigos, estar en el mundo, poner en el centro de la escena la verdad, ganarle a la frustración y a la resignación.

E incluso, esta elección, supera la lógica de las jurisdicciones. Es probable que Cambiemos gane en la ciudad de Buenos Aires con un margen amplio, pero el centro del análisis es que hay que ganar en la mayoría de los distritos, para que quede claro a nivel país la voluntad de los argentinos por el CAMBIO.

El liderazgo del Presidente Mauricio Macri necesita que lo acompañemos con total convicción en todo el territorio nacional aportando más diputados y senadores.

El CAMBIO es la decisión de superarnos día a día, no conformarnos, poner el hombro para salir a adelante. Y fundamentalmente terminar con el 30% de pobreza que nos dejó el kirchnerismo luego de años y años de hablar de sensibilidad social.

Debemos aumentar la cantidad de legisladores en el Congreso nacional, ratificar el número que hoy tiene Cambiemos y crecer en representatividad.

O reconfirmamos el CAMBIO o volvemos atrás, esta es la elección hoy.

 

0
0
0
s2smodern