“Es una muy buena medida”

“Es una muy buena medida”

Juan Pablo Rebora

13 Octubre 2017

0
0
0
s2smodern

Lo dijo el secretario General de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación, Julio Piumato, al referirse a la decisión del juez federal Julián Ercolini de procesar a la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública.


El secretario General de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), Julio Piumato, habló sobre la decisión del juez federal Julián Ercolini de procesar a la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública a raíz de la supuesta compra irregular del edificio de la sede central del organismo y el manejo de coimas por parte de la funcionaria, quien recientemente fue embargada por siete millones de pesos.

En diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad, Piumato declaró: “Es una muy buena medida, nosotros la hemos denunciado hace muchos años cuando estaba fuerte durante el gobierno anterior, porque nunca especulamos con un cambio de gobierno, y si hubiéramos sido escuchados esto ya hubiera pasado hace mucho”.

Y continuó: “Nosotros en 2015 denunciamos que Gils Carbó tenía un manejo arbitrario de las finanzas del Estado y que no cumplía con la ley, porque no auditaba el manejo de sus cuentas con la Auditoría General de la Nación. La denunciamos penalmente y ella hizo lo imposible para que esa causa no avanzara”. Además, sostuvo que “fue una herramienta para la impunidad del gobierno kirchnerista”.

“Era más un ministro del Poder Ejecutivo que un fiscal de la Nación”, afirmó, y a continuación manifestó que “Gils Carbó, como generala de Cristina, convirtió a la Procuración General de la Nación, que es un órgano independiente por la Constitución, en una agencia del gobierno; y esto es un atentado a las instituciones”.

Por otro lado, el dirigente gremial opinó sobre el proyecto de reforma laboral que busca impulsar el gobierno nacional, e indicó: “El que se quema con leche ve una vaca y llora, y acá la reforma laboral nunca fue usada como generadora de empleo sino para precarizar las condiciones de trabajo de los argentinos”.

Y explicó: “Lo laboral es la responsabilidad menor de lo que pasa en la Argentina: si analizás el costo de los empresarios, está el costo tributario, el financiero, el de los servicios y, fundamentalmente, la rentabilidad empresaria, porque hay muchos empresarios que pretenden duplicar su capital en un año”.

En este sentido, y en último lugar, sostuvo que “el salario promedio en la Argentina es extremadamente bajo, y hay muchísimos trabajadores que no llegan a superar con un trabajo estable y en blanco la base necesaria para no ser pobre en el país”.

“Yo creo que los trabajadores no son el principal problema de la Argentina sino, al contrario, parte de la solución”, finalizó.

0
0
0
s2smodern