Se le subió la banca a la cabeza

En medio de una sesión de la Legislatura porteña la asesora de un legislador quiso preguntarle algo a otro integrante de la misma bancada, a fin de consensuar un tema en particular. Cuando fue a consultarle sobre la iniciativa, el diputado le respondió cortante: “Yo con asesoras no hablo”. Una pista: está muy difícil que renueve su banca.