Tirón de orejas

El pronóstico no era bueno y, a lo sumo, se perdió por poco una elección en la provincia de Buenos Aires contra ni más ni menos con la ex presidente de la Nación Cristina Kirchner. En Cambiemos se festeja y mucho pero igualmente se prendieron señales de alerta en varios municipios bonaerenses, donde no se estarían haciendo bien las cosas. Uno de ellos es, sin duda, Pilar. Parece que la gestión de Nicolás Ducoté no es de las mejores y le pasaron factura en las PASO, dado que allí perdió el oficialismo. También se perdió en Quilmes aunque se quedó muy cerca, pero ahí no hay tantas críticas hacia Martiniano Molina, quien es uno de los intendentes inexpertos que más se han comprometido con su función. En Merlo se perdió por goleada y eso preocupa mucho. Se salvan quienes pese a no tener una buena imagen en el municipio lograron resultados positivos como el caso de Mar del Plata. Pero sólo por ahora.