La Legislatura no se detiene

La Legislatura no se detiene

29 Octubre 2018

0
0
0
s2smodern

por Daniel Presti

Diputado de la Ciudad, presidente de la Comisión de Justicia


El 2018 ha sido un año de mucho trabajo para la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Quienes tenemos el honor de representar a los vecinos, sabíamos que este año, como los anteriores, la labor en las comisiones no se iba a detener. Este es, definitivamente, el año de los códigos.

En lo que respecta a la Comisión de Justicia la cual presido, luego de un profundo trabajo, se sancionó en el recinto el jueves 4 de octubre el Expediente 1790-J-2018, modificación en el Código Procesal Penal. El Proyecto sancionado con Número de Ley 6020/18 planteaba una modificación ultra necesaria a la normativa vigente. Tanto las sociedades como los delitos se van transformando y mutando, es por eso, que la normativa debe acompañar los cambios que se producen.

Las principales modificaciones al Código buscan un proceso penal más ágil, moderno, eficiente y desformalizado. En lo que respecta a la agilización y desformalización, el nuevo Código propone, la concentración de los actos procesales y la reducción de los plazos estipulados hasta esta modificación. En cuanto al segundo eje, el de modernización, la modificación presenta un potenciamiento en la digitalización de los procesos, la utilización del video conferencia y la nueva integración de medios tecnológicos.

Además, el nuevo Código estipula una modificación sobre la protección integral de las víctimas. La nueva normativa define específicamente a la víctima y la precisión del régimen de la querella, regulación unificación de querellas. Amplía los sujetos pasivos para solicitar el rol a convivientes y hermanos, y agiliza restitución de viviendas en los casos por usurpación a favor de las víctimas entre otras cuestiones.

Aunque poco falta para que finalice el año parlamentario, quedan muchos proyectos para trabajar y buscar consensos que permitan sancionar leyes que mejoren la calidad de vida de todos los vecinos de la Ciudad.

Es indispensable que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires siga avanzando por este camino, el de la plena autonomía, aquel que comenzó con la reforma de 1994 y luego continúo con la sanción de la Constitución de la Ciudad Autonomía de Buenos Aires en 1996. Es nuestro deber seguir trabajando de la misma manera.

 

0
0
0
s2smodern